El corazon el musculo impreciso el espiritu el pensamiento mas prufundo el alma el deseo mas grande y el recuerdo el pesar mas intenso /// ce mi oscuridad y yo cere la luz ce mi sol y yo la luna ce mis tinieblas y yo el lucero yo dare mi cuerpo y tu seras las alas la cortada mas profunda y sangrante que he tenido sucedio cuando me besabas y fue que al abrir mis ojos tu me veias fijamente
Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 25 de junio de 2011

¿OVNIS O ANGELES CAIDOS? quien sabe la verdad de hace mas de 2000 años de años



Uno de los misterios de nuestro siglo han sido los continuos reportes de Objetos Voladores No Identificados (Ovnis) y que muchos especulan son realmente naves aerospaciales de otros planetas.

Existen reportes de personas que dicen haber visto esos objetos voladores, otros que oyeron ruidos extraños, otros fueron hasta quemados en la piel y otros más…. ¡Hasta se subieron en ellos!


¿Son estos artefactos en verdad extraterrestres? O ¿pertenecen a otra dimensión?

1. La Biblia y los extraterrestres

¿Será posible que estos encuentros puedan ser un eslabón profético con los extraños eventos registrados en el capítulo seis del Génesis? (Gen. 6:1-2,4).

La palabra traducida “hijos de Dios”, es del hebreo –benha elohim- término usado en el Antiguo Testamento para los ángeles (Job 1:6; 2:1; 38:6; Jesús emplea el mismo término en Lucas 20:36).



2. Los héroes de la mitología

Esta nueva raza híbrida de seres sobrenaturales, los “nephlim” fueron monstruos gigantescos mencionados en los mitos y leyendas de casi todas las culturas de nuestro planeta.

Estos también parecen haber sido los dioses de las leyendas y las fábulas griegas, donde se relatan la mezcla de los dioses y las mujeres (mitad dios-mitad humano) llamados TITANES.

TITAN en el griego es equivalente a –Sheitan- en el caldeo, y a Satán en el hebreo.

3. El problema de la Contaminación Genética

En Génesis 6:9 lee estas palabras: “Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones, con Dios caminó Noé”.



La palabra “perfecto” es del hebreo –tamilym- “sin mancha”, sin contaminación, saludable”. Estos nos sugiere que las generaciones de Noé no fueron influidas ni contaminadas genéticamente por estos ángeles caídos.

4. ¿Ángeles caídos?

Esta explicación de ángeles caídos infiltrando y contaminando la genética humana en tiempos de Noé está, también, documentada; tanto en los antiguos escritos rabínicos judíos como en los escritos de la iglesia primitiva.

Uno de los escritos más famosos del Imperio Romano, fue Flavio Josefo, quien escribió: “Hicieron a Dios sus enemigo, pues muchos ángeles que acompañaban a Dios tomaron mujeres humanas y engendraron con ellas hijos. Estos ángeles hicieron lo que esté resembrado en aquellos que los griegos llaman gigantes” (Antigüedad I, 3:1).



Para poder determinar si los ocupantes de los OVNIS son parte de la dimensión demoníaca, examinemos primero algunos atributos principales.

Los ángeles (significa: “mensajero”), son creación de Dios y tienen cuerpos físicos; se pueden manifestar en el tiempo y en el espacio y cuando lo hacen…. Son confundidos con hombres con seres humanos! (Hebreos 13:2). Ejemplo: Los sodomitas (Gen. 19).

En el Nuevo Testamento dos ángeles fueron confundidos con hombres en la tumba vacía de Jesús después de Su resurrección (Luc. 4:24) y en su ascensión (Hechos 1:10).


La naturaleza de los demonios es enteramente diferente, pues son espíritus sin cuerpos, que buscan cuerpos humanos o animales para descansar (Luc. 11:24; 8:30-33). Aquí podemos recordar que los nephilim (gigantes nacidos de la mezcla ángeles-humanos- Gen. 6:1-4) murieron, pero.. ¿Qué de sus espíritus? Estos demonios del Nuevo Testamento tal vez sean estos espíritus sin cuerpo que rodean la tierra buscando cuerpos y seres humanos a quienes atormentar.

Satanás y sus ángeles son capaces de manifestarse físicamente dentro del espacio-tiempo y tomar diferentes formas. Incubi, secubi, animales mitad-hombre-animal, personajes aparecidos (santos, vírgenes, extraterrestres, etc., 2ª Cor. 11:14-15) son diferentes formas morfológicas de ángeles caídos (Gál. 1:6-8).



Comparación entre seres de Ovnis y ángeles caídos

Al comparar los atributos y habilidades entre los supuestos seres extraterrestres que dicen haberse aparecido a miles de personas alrededor del mundo y los ángeles caídos de la Biblia, descubriremos paralelos asombrosos.

1. Ambas criaturas tienen la habilidad de manifestarse físicamente dentro de nuestro espacio-tiempo en forma humana (Gen. 19:1-11), Luc. 1:26; Jn. 20:12; Hechos 12:19).

2. En la Biblia encontramos que los ángeles caídos pueden realizar y llevar a cabo en nuestra dimensión señales, maravillas, prodigios y milagros. Esta habilidad para sobrepasar las leyes naturales físicas, las realizan también los ocupantes de Ovnis, los cuales pueden materializarse y desmaterializarse a voluntad.

3. Tanto los ángeles como los extraterrestres comparten la habilidad de poder controlar la materia y cambiar la forma física (Luc. 2:9, 13, 15).

4. Los ángeles caídos y los extraterrestres comparten la habilidad de poder controlar eventos y acciones humanas (I Crón. 21:1; Dan. 10:13; I Tes. 2:18).

5. Pueden manipular y controlar las mentes de los seres humanos (Jn. 13:2; Mat. 13:19, 39). Muchas de las personas que dicen haber sido “secuestradas” por extraterrestres, cuentan haber visto imágenes falsas de lo que ellos describen como “pantallas o proyecciones holográficas”).

6. Tienen el poder de desafiar las leyes físicas. Esto se demuestra por sus habilidades de transportarse (volando), sus habilidades para atravesar objetos sólidos (puertas, ventanas, etc.) y sus habilidades para sanar y operar en seres humanos.



5. Confirmación en el Nuevo Testamento

En cuestiones bíblicas siempre es bueno comparar Escritura con Escritura, y el Nuevo Testamento nos confirma indubitablemente la invasión demoníaca o angelical en tiempos de Noé para degenerar y pervertir la genética humana (2ª Pedro 2:4-5).

Aquí Pedro emplea la palabra “tarturus” (infierno) y es la única ocasión en que esta palabra griega es empleada en la Biblia, la cual significa “habitación oscura de lamentos”.

El comentario de Pedro establece también el tiempo de la caída de estos ángeles y fue durante el tiempo de Noé (I Ped. 3:19-20). En Judas 6-7 encontramos también mucha revelación en cuanto a este acontecimiento dramático en tiempos de Noé.

Las frases “fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza”, “no guardaron su dignidad”, y “abandonaron su propia morada”, nos describe claramente lo que sucedió en Génesis 6.

Es interesante que la palabra “morada” es del griego –oiketerion-, y se refiere a los cuerpos celestiales que abandonaron o dejaron. Este término sólo aparece dos veces en el Nuevo Testamento, y cada vez se refiere al cuerpo como morada del espíritu (2ª Cor. 5:2).

6. Capacidades Angelicales

Toda la información que podamos obtener acerca de los ángeles, tanto buenos como malos, proviene de la Biblia.

Sabemos que ellos no tienen problemas para materializarse dentro de nuestra dimensión física, pues comen como seres humanos, hablan, tocan y pueden ser vistos (Gen. 18:1-8; 19:3 Heb. 13:2). Un solo ángel fue el responsable por la matanza de los primogénitos en Egipto (Ex. 12; I Cor. 10:10; Heb. 11:28).

Otro ángel mató 185,000 asirios
(2 Reyes 19:35; Isa. 37:36).

Los ángeles casi siempre se presentan como varones
(Jn. 20:12; Hechos 1:10).
Una objeción a la intervención sexual de los ángeles en Génesis 6 es la que el Señor mencionó (Luc. 20:35-36).

II. GIGANTES DESPUES DEL DILUVIO

En relación con los –nephilim-, en Gen. 6:4 encontramos la frase “y también después”. Aparentemente estos sucesos no fueron sólo confinados al período “antes del diluvio”, pues también DESPUÉS del diluvio aparecieron gigantes en diversas regiones geográficas de la tierra, especialmente en Canaan (Gen. 14:5; 15:20; Deut. 2:10-12,22

El Reino de Og, rey de Basan, era tierra de gigantes (Deut. 3:11-13: Jos. 13:12).

Cuando Moisés envió a los Espías a la tierra de Canaan, regresaron con las noticias que allí habitaban gigantes (Num. 13:33 –la palabra aquí usada es nephilim-). Esto nos explica estas órdenes tan severas y drásticas de parte de Dios, pues Canaan estaba contaminada genéticamente!

Más tarde encontramos a Arba, a Anac y sus siete hijos (los anaceos-gigantes), así como Goliat y sus otros cuatro hermanos (Jos. 14:15;15:13; 2ª Sam. 21:16-22).

1. El destino de los –nephilim-

Muchos estudiantes de la Biblia asumen que los demonios del Nuevo Testamento son iguales a los ángeles caídos del Antiguo Testamento. Los ángeles a diferencia de los demonios, se pueden materializar y tocar físicamente a la gente, comer (excepto los que están en el “tartarus”). En contraste total, los demonios… Buscan entrar en cuerpos humanos! Los ángeles y los demonios son totalmente diferentes criaturas.

Aparentemente los –nephilim- no resucitarán, sus cuerpos fueron ahogados en el diluvio, pero.. ¿Qué sucedió con sus espíritus? ¿Podrían estos espíritus desencarnados ser los demonios del Nuevo Testamento? ¡¡Estos espíritus podrían también ser los que se encuentran detrás del fenómeno OVNI!!

¿Podría ser que estos eventos estén cumpliendo profecías para los tiempos del fin?
En Daniel capítulo 2, encontramos el famoso sueño del rey babilónico Nabucodonosor, el cual Daniel interpretó como una profecía para todos los imperios gentiles desde ese tiempo hasta la venida de Cristo. Cuatro imperios representados por metales se describen:

Oro (cabeza=Babilonia)- Plata (pechos y brazos =Medos Persas).

Bronce (Vientre-Grecia) – Hierro (piernas= Roma)

El cuarto (Roma), se describe después emergiendo en una segunda fase: hierro mezclado con barro. Esta misma profecía es descrita y confirmada en el capítulo 7.

Esta profecía nos describe que estas piezas se combinarán en una sola antes del tiempo del fin (Apo. 13:1-2).

2. ¿Regreso de los Nephilim?

Pero ¿Qué es exactamente lo que está representado por el “barro”? (Dan. 2:23-35, 42, 43).

Observemos esta extraña mezcla con las palabras: “… Se mezclarán…Pero no se unirán”.

La palabra “barro” viene de una raíz aramea que significa “hecho del polvo”. La palabra que se tradujo “alianzas” es del hebreo –zera- “semilla, simiente, semen”.

La traducción, pues, es: “Así como viste el hierro mezclado en el barro, se mezclarán con la semilla (o simiente) humana; pero no se unirán en el uno a otro, como el hierro no se mezcla con el barro”. (Dan. 2:43).

Esto es extremadamente sugestivo visto a la luz de la advertencia del Señor Jesús: “Como en l os días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre “ (Mateo 24:37).

Pero ¿quiénes son exactamente los que “se mezclarán con la semilla humana”?

¿Podría ser esto alguna clave para sugerirnos el regreso de la invasión genética de Génesis 6?

¿Son los “extraterrestres” y sus mezcla híbrida parte de un plan político de este nuevo imperio que surgirá muy pronto en el mundo?

¿Son acaso las apariciones de los OVNIS parte de un plan demoníaco orquestado para preparar el terreno político del Anticristo?

Nos pone a pensar profundamente el significado potencial del pasaje de Daniel y sus implicaciones para el futuro gobierno mundial.

Jesús dijo claramente: “Mirad que nadie os enseñe” (Mateo 24:4, 24). Esto significa que nuestra información intelectual y científica no podrá protegernos en contra de los tiempos que vienen
(Luc. 21:26).

No hay comentarios:

Publicar un comentario