El corazon el musculo impreciso el espiritu el pensamiento mas prufundo el alma el deseo mas grande y el recuerdo el pesar mas intenso /// ce mi oscuridad y yo cere la luz ce mi sol y yo la luna ce mis tinieblas y yo el lucero yo dare mi cuerpo y tu seras las alas la cortada mas profunda y sangrante que he tenido sucedio cuando me besabas y fue que al abrir mis ojos tu me veias fijamente
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 13 de mayo de 2011

viERneZ 13

Viernes 13
El día que todos temían, era un día que cada persona por igual sabia su significado y temblaban con la idea de que todo se desplomara
¡Si ese día s hoy! ¡Hoy es viernes 13!
Pero aunque todos le temían a este horrible día, a mí me parecía un día como cualquiera.
Tan aburrido y ordinario como cualquier día.
Con los mismos autobuses viejos, destartalados y oxidados, pero solo había algo más odioso que los autobuses inservibles y eso eran sus conductores y ayudantes, que no hacía falta ser el jefe de investigaciones policiales para darse cuenta que hasta del poro más pequeño de su grasosa piel emanaba machismo y estupidez.
Al poner el primer pie fuera de esa chatarra y tocar el suelo de la universidad, mi corazón comenzó a relajarse cada vez mas, tanto que deje que el viento de los esplendorosos árboles, diera con mi rostro pero justo cuando creía que había encontrado tranquilidad en ese hermoso y gran lugar, la vocina de un auto me arranco de mi trance natural, cuando me di cuenta caminaba por el medio de la calle.
El conductor levanto su mano y con todo gusto e ironia me mostro el dedo mas grande de su mano, solo para después acelerar casi empujándome y haciéndome a un lado de la acera.
Me recobre de lo que acababa de pasar y camine hacia adentro del edificio donde impartían mi clase pero bueno al menos la clase de francés distraería mi cabeza.
Al llegar, tarde como usualmente me pasa, entre sin avisar, pasando enfrente de todos los estudiantes, que no tomaron ni un segundo de su tiempo como par decir algo interesante sobre mi, no se emitió ni un sonido, nada, había entendido que eso era mucho peor que una burla, al menos en las burlas saben que dicen pero en cambio el silencio nunca revelaba lo que a su alrededor se decía.
Al no soportar la imagen tan deprimente, pase rápido y sin levantar la mirada me sente en el escritorio que quedaba libre hasta el fondo del salón justo al lado de la ventana



ESTA ES ZOLO UNA PARTE MAÑANA SUBIRE EL RESTO QUE LES PARECE ESTA PARTE KOMENTEN EN FACEBOOK

No hay comentarios:

Publicar un comentario